5 RAZONES PARA CONSIDERAR LA ECONOMÍA CIRCULAR SI QUIERES EMPRENDER


Circular economy vs linear economy graph
Gráfico huella ecológica

Fuente: WWF’s Living Planet Report 2016

Nuestro planeta tiene recursos limitados y necesitaríamos 3 planetas para satisfacer las necesidades de una población de 9.6 billones de personas estimada para 2050. El actual sistema económico basado en un modelo de crecimiento exponencial ilimitado con una trayectoria lineal de producir-usar-tirar no sólo es incompatible desde un punto de vista medioambiental, sino que tampoco puede garantizar la supervivencia de todos aquellos negocios cuya materia prima proviene de recursos no renovables.

Es en este contexto donde aparece la Economía Circular como solución a la escasez de recursos, una economía donde se optimiza el uso de recursos, no se generan residuos y cualquier residuo que se genere sirve de recurso para otro uso posterior.

La economía circular podría crear 3 millones de trabajo en la UE para 2030.

Pero una economía circular no sólo implica un uso más eficiente de los recursos, sino que también abre la puerta a numerosas oportunidades de emprendimiento. Los últimos estudios estiman que se podrían crear 3 millones de trabajo en la UE para 2030.

Tan atractivos son los pronósticos que tanto el sector público como el privado están apostando firmemente por este modelo.  Como prueba de ello, están los 6 Billones de € que la Comisión Europea ha destinado para apoyar el Plan de Acción para una Economía Circular, así como la creciente preocupación de las grandes multinacionales en desarrollar sus estrategias de economía circular, como ya han hecho Adidas o Dell entre muchas.

En esta transición hacia una economía circular, el emprendimiento es un motor de cambio fundamental y éstas son las principales razones por las qué deberías considerar los modelos de negocio circulares si estás pensando emprender:  

  • Tendencia creciente

Environmental economy graphMuchos son los indicadores que nos hacen vislumbrar un futuro más verde. Éstos los encontramos en el ritmo de crecimiento de la economía medioambiental (Gráfico); en el sector de la edificación sostenible, que se prevé que duplique su número de viviendas certificadas para 2018; el mercado de vehículos eléctricos, con una tasa de crecimiento global estimada en el 11% para 2022; o el mercado de alimentación orgánica que aumentó un 7,6% en 2013 en la UE.

De forma paralela, crece la preocupación de los consumidores por minimizar el impacto medioambiental de su consumo. Un estudio de la CE determinó que el 77% de consumidores europeos están dispuestos a pagar precios más elevados por productos y servicios respetuosos con el medio ambiente. Del mismo modo que también avanza el compromiso de las administraciones públicas en seguir criterios de compra pública verde.

Aunque todos estos datos son esperanzadores, la economía verde tiene una capacidad limitada para resolver muchos de los retos sociales a los que nos enfrentamos. Es necesario dar un paso más allá y aspirar a un futuro no sólo más verde, pero también más circular.  

  • Ahorro en costes

El coste de adquisición de materias primas de las industrias europeas supone un 40% de media del total de sus gastos (frente al 20% de los laborales). Cifras que podrían reducirse notablemente si en su lugar se adquieren materias primas secundarias o se reutilizan materiales.  Por ejemplo, una lavadora fabricada con materiales reutilizados podría reducir sus costes en material hasta un 60% y un teléfono móvil en un 50%.

  • Nuevos nichos de mercado

Muchas son las oportunidades que la Economía Circular crea en las áreas de ecodiseño, revalorización de residuos o subproductos, reciclaje etc. pero, aunque la principal finalidad de la economía circular sea cerrar el círculo, no todas las oportunidades de emprendimiento se limitan a las fases del ciclo de vida de un recurso o producto.

El rango de oportunidades se extiende también a cualquier actividad que consiga una menor dependencia de los recursos o minimización de las emisiones contaminantes. Entrarían aquí las energías renovables y la eficiencia energética, así como la economía de servicios mediante el alquiler o reparación de productos (Fairphone), la economía colaborativa (BlaBlaCar), plataformas de compraventa de artículos de segunda mano o subproductos (ni las migas), modelos de compra con reventa pactada etc. 

  • Economía de calidad

Frente a la pérdida de calidad de trabajo que está afectando a toda Europa y especialmente a los jóvenes, la economía circular augura la creación de puestos de trabajo de calidad con personal más cualificado, mayor satisfacción de sus trabajadores y empleos más duraderos.

  • Creación de valor medioambiental

Una economía circular sería bien agradecida por nuestro planeta, pues los expertos afirman que con este modelo además de disminuir la generación de residuos y nuestra dependencia en recursos naturales y energéticos, se podrían reducir hasta un 70% las emisiones de CO2 para 2030, contribuyendo así a cumplir con los objetivos del acuerdo de París.

 

Related Post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies